• Noticias Finis Terrae
    Noticias Finis Terrae Noticias Finis Terrae


El Mercurio | Académico Cristóbal Aguilera refuta Carta al Director sobre debate de proyecto de ley de garantías de la niñez

La réplica responde a los argumentos expresados por Consuelo Contreras, ex directora del INDH y fundadora de Corporación Opción, luego de entrevista realizada al profesor Aguilera en El Mercurio sobre dicho proyecto de ley.

El Mercurio | Académico Cristóbal Aguilera refuta Carta al Director sobre debate de proyecto de ley de garantías de la niñez

A continuación pueden leer íntegramente "Los niños son... niños", carta del investigador y profesor de Derecho Administrativo de la Facultad de Derecho de la Universidad Finis Terrae y Director de la Corporación Comunidad y Justicia, Cristóbal Aguilera, publicada hoy en El Mercurio:

Señor Director: 

En su carta de ayer, Consuelo Contreras (Corporación Opción) se ve en la necesidad de reconocer algo que, a pesar de parecerle ridículo, a su juicio resulta necesario: los niños son personas. Lo dice pues piensa que quienes nos oponemos al proyecto de garantías de la niñez negamos aquello. Se equivoca, sin embargo. Podríamos decir, incluso, que sus opositores llevamos hasta las últimas consecuencias el reconocimiento de la personalidad de los niños, pues reconocemos que son sujetos de derechos humanos desde la concepción. Lo que en realidad ocurre es que argumentos como los que ofrece Contreras son los que precisamente olvidan algo obvio y evidente: los niños son.. . niños. Y esta verdad que salta ala vista de todos es lo que el proyecto —entre otras cosas— tergiversa. Y la discusión de la indicación sobre la participación de los niños en manifestaciones es una muestra más de esto. Los padres —valga la pena recordarlo hoy día— juegan un rol fundamental, indispensable e imposible de imitar en la formación de la personalidad de sus hijos La obediencia, en este contexto, no es opresión ni la autoridad paterna algo respecto de lo cual haya que liberarse (la alusión a la Revolución Francesa queda para la anécdota: ¿revolución de los niños?) El proyecto de garantías pone tensión ahí donde al Estado solo le cabe ofrecer ayuda y colaboración, pues la única manera de resguardar realmente los derechos de los niños es fortaleciendo la autoridad de los padres y la unidad familiar.


Publicado el:

Viernes, 26 Junio 2020