• Noticias Finis Terrae
    Noticias Finis Terrae Noticias Finis Terrae


BioBioChile.cl | Académico Alejandro Leiva analiza consecuencias penales que puede enfrentar Hernán Calderón Argandoña, por anuncio de querella por parricidio frustrado

Aunque aclaró que ciertas circunstancias atenuantes podrían rebajar la pena, el académico señaló que “la pena concreta, en caso de ser condenado, difícilmente podrá bajar de los 10 años, dada la gravedad del delito, lo cual implica presidio efectivo”.

BioBioChile.cl | Académico Alejandro Leiva analiza consecuencias penales que puede enfrentar Hernán Calderón Argandoña, por anuncio de querella por parricidio frustrado

Consultado sobre las consecuencias penales y profesionales que el estudiante de derecho Hernán Calderón Argandoña, deberá enfrentar luego que su padre –el abogado Hernán Calderón Salinas– anunciara que presentaría en su contra una querella por “parricidio frustrado” debido al ataque a cuchillazos que le propinó su hijo. Una agresión que terminó con la víctima con graves heridas de defensa: dos tendones de la mano derecha cercenados, más de 50 puntos de sutura en la mano izquierda y el riesgo de perder la movilidad de ella para siempre, según relató el abogado del afectado.

En el artículo, el director de Postgrado de la Facultad de Derecho de la Universidad Finis Terrae y profesor de Derecho Penal, Alejandro Leiva, recordó que “hasta el 2001 el delito de parricidio tenía como pena máxima la de muerte. Se trata, en efecto, de uno de los delitos de mayor gravedad que contempla nuestra legislación dado el vínculo de sangre que une a la víctima con el victimario. No por nada, algunos autores han planteado que se trata del primer delito que registra la etnología e, incluso, sostienen que es el crimen antiguo por antonomasia”.

Con respecto a las consecuencias profesionales que la querella podría tener en la vida de Hernán Calderón Argandoña, el académico explicó que “en caso de que Calderón fuese acusado o condenado por un crimen o simple delito que merezca pena aflictiva -esto es, a una pena igual o superior a 3 años y 1 día-, no podría prestar juramento como abogado ante la Corte Suprema. Lo anterior, se encuentra expresamente establecido en el numeral tercero del artículo 523 del Código Orgánico de Tribunales, el cual establece que: ‘Para poder ser abogado se requiere: 3°) No haber sido condenado ni estar actualmente acusado por crimen o simple delito que merezca pena aflictiva’”. Pueden leer la nota completa en este enlace.


Publicado el:

Sábado, 15 Agosto 2020