• Noticias Finis Terrae
    Noticias Finis Terrae Noticias Finis Terrae


Las lecciones que nos deja la inclusión

Durante el segundo semestre de 2018, la Universidad contó con dos practicantes con discapacidad intelectual, quienes durante su estadía demostraron su gran capacidad de trabajo y superación, una actitud ejemplar para quienes pudieron trabajar con ellos.

Las lecciones que nos deja la inclusión

Con la entrada en vigencia este 2018 de la Ley de Inclusión Laboral, que estipula que las empresas con más de 100 trabajadores deberán contar al menos con un 1% de sus trabajadores con discapacidad, llegó el momento en que tanto instituciones públicas como privadas habrán un espacio a quienes antes, probablemente, se mantenían al margen del mercado laboral.

La experiencia ha traído una serie de efectos positivos: como aumentar la diversidad de los equipos y generar instancias colaborativas entre los miembros. La Universidad Finis Terrae ya está realizando sus primeros avances en la implementación de la ley y durante el 2018 se incorporaron para realizar su practica dos estudiantes con discapacidad intelectual, como parte del Diploma de Habilidades Laborales que cursan en la Universidad Andrés Bello. 

Karina Salinas, encargada de remuneraciones de la Dirección de Personas, pudo trabajar cinco meses como tutora de Joaquín Muñoz. Recuerda a Joaquín como una persona muy responsable, respetuoso por los horarios, metodológico y ordenado. “Para nuestra área fue la primera experiencia trabajando con una persona con discapacidad, fue súper lindo y enriquecedor porque todos aprendimos de todos. Joaquín se integró al equipo desde el inicio, siempre pendiente de los detalles, y con un sentido del humor fantástico. Nos dio muchas alegrías”, recuerda Karina.

Las horas de práctica de Joaquín implicaban que asistiera una vez por semana para realizar labores administrativas, donde destacaba por el orden y la búsqueda de la perfección, “fue un gran acierto tenerlo en el equipo”, agrega Karina. Camilo Valenzuela, generalista de la Dirección de Personas, lo recuerda como "una persona muy organizada, que se involucraba en sus tareas hasta quedar absorto en ellas, y conseguir el objetivo".

Por otro lado, como parte del equipo de Marketing y Comunicaciones, Matías Meirovich se integró a esta unidad a cargo del diseñador gráfico Antonio Vergara como tutor, quien recuerda de los meses entre agosto y noviembre, cuando trabajó con Matías en diseño web, la simpatía y humanidad que le entregaba a la oficina en cuanto cruzaba el umbral de la puerta. Recuerda Antonio: “Sus ganas y superación a medida que hacía su trabajo, franqueando hasta el más mínimo problema, lo hacía ser perseverante hasta que lo lograra. Si era demasiado, nunca se complicó en pedir ayuda, algo muy valorable. Junto con eso, la apertura y disposición con sus ganas de aprender”.

Durante esos meses, día a día, y tras una evaluación de sus conocimientos técnicos previos, Matías fue aprendiendo a generar gráficas de gran ayuda para el departamento. Cada mañana Matías llegaba a revisar lo que haría durante el día, fundamental para tener claros los procesos y tiempos antes de irse a casa. “Luego de terminar su trabajo, se corregía y a través de correos el Mati dejaba todo enviado y listo para comenzar el siguiente día de practica con las nuevas gráficas. Era importante empezar el trabajo y dejarlo terminado para no perder el hilo conductor de una semana a otra”, comenta Antonio Vergara.

Sin duda se trata de una experiencia valiosa, que dejó a quienes trabajaron con estas personas una serie de valores y reapreciaciones de su trabajo y sus capacidades que llevó, tanto a los practicantes como a quienes los acompañaron, a enriquecerse como personas, y abrir los horizontes a quienes hoy se integran paulatinamente al mundo laboral.


Publicado el:

Viernes, 25 Enero 2019


Publicado en:

RRHH